Saltar al contenido

Web especializada en Colorímetros

colorimetria

Bienvenido nuestra web sobre colorímetros. En nuestras páginas encontrarás toda la información relevante sobre este instrumento que, aunque no es demasiado conocido, es una herramienta indispensable en numerosas industrias y se pueden utilizar con múltiples propósitos ¿Estás preparado para aprender? ¡Allá vamos!

¿Qué es un colorímetro?

Un colorímetro es un dispositivo que se utiliza para la medición de un color. Identificar el color con precisión de un objeto o sustancia es una tarea complicada para el ojo humano, ya que dependiendo de las condiciones lumínicas del ambiente podemos percibir el color de manera diferente. De la misma forma ocurre con las cámaras de fotos, que adaptan el brillo, la exposición, la saturación, entre otros parámetros, según las circunstancias de la imagen.

El colorímetro surgió en la Edad Moderna, cuando alquimistas estaban buscando un sistema para determinar las sustancias de un cuerpo y los elementos que la componían. Tras realizar muchos intentos y probar un gran numero de procedimientos y metodologías, se percataron que el color era un factor directamente relacionado con la composición.

Los primeros colorímetros, dada la ausencia de corriente eléctrica en la época, funcionaban con la luz del sol. Hoy en día disponemos de colorímetros digitales electrónicos, con fotocelulas que reemplazan al ojo del ser humano. De ahí procede el nombre de fotocolorímetro, un aparato derivado del colorímetro más moderno.

colorimetro para que sirve

¿Para que sirven los colorímetros?

Los colorímetros de usan en diversas disciplinas y campos como la fotográfica, la química, la odontología (colorímetros dentales chromascop) la arquitectura, el arte, entre otros.

En el mundo fotográfico se utiliza para calibrar los colores de impresoras de fotos y monitores y pantallas. Su objetivo es que tanto las impresoras como los monitores muestren las imágenes en pantalla o papel con los colores más parecidos a los reales. A estos dispositivos también se les llama calibradores de color.

En los laboratorios se utilizan para averiguar la concentración de un soluto en una disolución. Las sustancias con más concentración absorben más la luz.

También se usan para personas con ceguera o daltonismo, que son incapaces de distinguir los colores. Este instrumento les sirve como guía para conocer los colores que les rodean en todo momento, haciendo uso del escáner de color.

calibrador de pantalla

Aplicaciones de los analizadores de color

La colorimetría se utiliza comúnmente en análisis de sangre, de tierra, de materiales metalúrgicos y líquidos. Se pueden encontrar colorímetros en hospitales, laboratorios, centros de investigación y desarrollo, universidades y minas.

También determinan la calidad de agua potable procedente de un embalse, agua para uso industrial y nivel de contaminación en aguas residuales.

De la misma manera, son utilizados por fabricantes de pintura y laca, arquitectos y diseñadores para determinar con precisión los colores usados en sus proyectos.

fotocolorimetro funcionamiento

Colorímetro, fotocolorímetro y espectrofómetro: Diferencias y similitudes

colorimetro definicion

El fotocolorímetro es una variación del colorímetro especializada en medir la concentración de soluto en una mezcla, ya sea sólida o líquida y transparente a la luz visible, ultravioleta o infrarroja.

Los espectrómetros se utilizan para medir el espectro e intensidad de radiaciones que son absorbidos por una sustancia. Al igual que los fotocolorímetros se pueden usar para determinar la concentración en una muestra y también para saber los microorganismos que contiene.

Así como los colorímetros suelen ser pequeños, compactos y con un precio relativamente bajo, los espectrómetros son grandes y voluminosos, no son portátiles, y no son tan económicos. Proporcionan una mediciones de más precisas y sofisticadas y cubriendo un espectro de color significativamente más amplio.

Partes de un colorímetro de laboratorio

partes colorimetro
  1. Selección de longitud de onda
  2. Botón de para impresión
  3. Ajuste del factor de concentración
  4. Selección de modalidad de UV de la lámpara de deuterio
  5. Pantalla LED que indica los resultados
  6. Cápsula donde se coloca la muestra
  7. Control cero
  8. Interruptor de sensibilidad Y
  9. Interruptor On/Off

Como funcionan los medidores de color

comprar colorimetro

Los colorímetros tienen unos sensores que miden la cantidad de luz que absorbe un material y su espectro de radiaciones. Los colorímetros triestímulos miden la intensidad de la luz absorbida por cada uno de los colores primarios (verde, azul y rojo).

Como sabemos, la combinación de los tres colores primarios pueden dar lugar a cualquier otro color existente. Por ello, asignando un valor de intensidad al verde, rojo y azul podemos referenciar a un color determinado.

Como usar un colorímetro

El uso de un colorímetro varia dependiendo del fabricante y tipo de colorímetro en cuestión. En la caja siempre viene un manual de instrucciones que indica todos los pasos, procedimientos, cuidados y mantenimiento del colorímetro que hayamos comprado. Te aconsejamos leer el manual por completo antes de usar el colorímetro para evitar cualquier tipo de accidente.

Usualmente, antes de colocar la muestra a analizar en el colorímetro, se inserta un frasco de agua destilada 100% transparente. Esta muestra la utilizará el colorímetro como referencia para compararla con la que vamos a colocar a continuación.

Una vez completado este paso, elegimos el color del filtro del colorímetro. Seleccionamos el color de filtro opuesto al color de la muestra. Por ejemplo, si la muestra es de color naranja, utilizaremos un filtro de color azul. La razón por la que se hace esto es porque la muestra absorbe la luz de color opuesto, y reflecta la luz de su mismo color.

Si quieres aprender con más profundidad como usar un colorímetro, te invitamos a pasarte por nuestro artículo.

¿Dónde comprar un colorímetro?

Puedes encontrar colorímetros en tiendas especializadas en material de laboratorio. También en grandes almacenes y ventas offline como online. Aunque venden colorímetros de segunda mano en tiendas como Ebay o Mercado Libre, no te aconsejamos en absoluto comprar uno en estos marketplaces. Un colorímetro es un aparato muy sensible y caro. Si no compras uno nuevo corres el riesgo que su antiguo propietario no lo haya cuidado como debería, resultando en un perdida de precisión de la máquina y en posibles averías que se pueden dar en el futuro.

Las marcas más famosas y reconocidas de colorímetros mundialemente son Hach, Klett, Minolta y NCS. Estos fabricantes llevan décadas en el sector de los colorímetros e instrumentos de laboratorio y son una garantía de calidad.

Nosotros te recomendamos adquirir tu colorímetro por Amazon. No solo porque tienen una gran variedad de modelos sino también porque disponen de muchos productos en oferta, el envió es rápido y el servicio al cliente es atento y responsable.

Te puede interesar:

Para medir las propiedades eléctricas, como la tensión o intensidad, mejor que un multímetro, podría serte más útil  un amperímetro de tenaza ¿Por qué? Pues esta herramienta puede realizar las mediciones sin tener que estar en contacto directo con el circuito. Simplemente colocándola a unos centímetros de distancia, a través del campo magnético, puede calcular el valor con muy buena precisión.